Archivo para la Etiqueta ‘ciencia

¿cómo es que algo surgió de la nada? (las fluctuaciones cuánticas vs dios)

Jueves, septiembre 6th, 2012

Dilucidando el origen del universo surge una serie de paradojas: por un lado, desde la perspectiva de la física, la nada deja de existir y se reformula como una potencia cuántica, y por otro lado el acto divino de la creación se distribuye en el universo mismo, como una propiedad fundamental del vacío que permea todo lo que existe.

Or say that the end precedes the beginning,
And the end and the beginning were always there
Before the beginning and after the end.
And all is always now.

-T.S. Elliot

El tema de hoy es el tema de siempre. La vieja pregunta que atraviesa la historia del hombre y más allá y que genera todo tipo de paradojas, fascinaciones y frustraciones… la pregunta sobre el origen del universo (que es en el fondo la misma pregunta que ¿quién soy?). Evidentemente una respuesta cabal a esta pregunta trasciende los alcances de nuestra comprensión actual, y aunque la ciencia o la religión crean que ya han obtenido verdades objetivas y hasta absolutas, estas “verdades” son  sobre todo reflejos, más o menos claros, de su propia mente: el aparato con el cual el hombre ausculta la profundidad del cosmos —un aparato cuyo potencial no conocemos del todo y que podría no tener límites. Estamos, como el pez que busca conocer la naturaleza del océano, en un planeta dentro del universo, nadando en la inmensidad, preguntándonos sobre algo de lo cual somos (juez y) parte indivisible. Estar dentro del universo puede hacer más difícil las cosas —ya que no tenemos una perspectiva externa, un ojo arquimídeo de las cosas— o más fáciles —ya que toda la historia del universo y en cierta medida la decantación de sus secretos están enraizados en nosotros.  Y, entonces, tal vez sea posible ver todo el bosque en un solo árbol.

Saber que no sabemos no significa no querer saber y no maravillarse ante el misterio: salir a jugar en la noche a aprender a ver en la oscuridad. En este espíritu lúdico cuya piedra de toque filosofal es la capacidad de asombro (tomada del niño interior cuya primera infancia se remonta a la formación de las estrellas), retomamos la ancestral pregunta, aprovechando la sincronía de que tanto el sitio New Scientist como el canal Discovery acaban de lanzar ediciones especiales abordando esta temática.